Como poner las cadenas de nieve en el coche

  • Autor:
  • Fecha: 15/02/2018
Como poner las cadenas de nieve en el coche

Al viajar a alguna estación de esquí, es frecuente que el camino esté cubierto de nieve. Como prevención, las cadenas deberían ponerse antes de que la capa de nieve sea demasiado alta. Sin embargo, si el asfalto no está cubierto no deben instalarse, ya que el neumático y las suspensiones pueden dañarse. La velocidad máxima a la que se puede conducir con cadenas de nieve es de 50 kilómetros por hora.

 

Aunque no es obligatorio llevar cadenas en el coche, en caso de que la carretera esté cubierta de nieve, la circulación solo podrá continuarse tras su colocación si existe una señalización que indique su uso. En caso contrario, y debido al riesgo que conlleva circular sin cadenas por una carretera nevada, el conductor podrá ser sancionado con una multa de 200 euros.

 

¿Qué tipos de cadenas de nieve existen?

 

 

A día de hoy pueden comprarse diversos tipos de cadenas de nieve. Antes de profundizar en cada uno de ellos, es importante saber que siempre deben ponerse en las ruedas motrices. A nivel general, si el coche es de tracción delantera las cadenas irán en las ruedas delanteras y si es de propulsión trasera en las ruedas posteriores.

Los coches con tracción integral suelen requerir las cadenas en todas las ruedas, pero al existir diferentes sistemas lo más recomendable es consultar el manual del vehículo.

CADENAS DE COCHE CLÁSICAS

Las cadenas clásicas para coche, son las más populares y baratas. Están compuestas por anillas de acero que se entrecruzan entre sí. Entre las cadenas clásicas se pueden distinguir las transversales y las de rombos. El precio de estas cadenas para coche oscila entre los 20 y los 50 euros. Si bien su precio es bastante asequible, la realidad es que pueden arañar las llantas con facilidad.

La instalación de las cadenas clásicas suele realizarse en unos veinte minutos. Lo primero que hay que hacer es extenderlas en el suelo, para comprobar que no están liadas en ningún tramo. A continuación, se estira el cable de acero detrás de la rueda hasta conseguir engancharlo. Tras lograrlo, se seguirá tirando para disponerla sobre la rodadura del neumático.

 

 

Para que la rueda termine de estar cubierta con la cadena, habrá que desplazar unos centímetros el coche. Por último, tan solo hay que unir los enganches a los tensores. La mayoría de las cadenas clásicas ya suelen contar con tensores automáticos que se ajustarán nada más iniciar la marcha. Aunque tras avanzar unos 25 metros, hay que detenerse y comprobar que se ha tensado correctamente.

 

CADENAS DE COCHE TEXTILES

 

Las cadenas textiles se caracterizan por una instalación sencilla y rápida. Normalmente, no se suele tardar más de diez minutos en colocarlas. Pero el precio de este tipo de cadenas para coche es más elevado en comparación con el tipo clásico.

El primer paso es abrir la funda y comenzar a ponerla en la rueda desde la parte superior. La colocación debe ir haciéndose de tal manera que el tejido quede adaptado a la banda de rodadura.

 

 

Finalmente, se estira para que cubra toda la superficie de la rueda. Como resultado, la funda no suele parecer centrada. Para que termine de ajustarse, será suficiente con soltar el freno de mano para que el vehículo avance unos centímetros y se pueda completar el montaje manualmente. Tras cada uso, las cadenas textiles deben ser lavadas.

 

CADENAS DE COCHE MIXTAS

 

La última tipología son las cadenas mixtas, que tratan de aprovechar las ventajas de las clásicas y textiles. El proceso de disposición  sencillo y rápido de las textiles, se combina con la eficacia de las clásicas. Las cadenas mixtas tienen eslabones de acero para envolver la banda de rodadura, cobertura de nailon para el neumático y parte textil para la llanta.

Para colocarlas en las ruedas, se estiran sobre el suelo para asegurar la ausencia de nudos entre los engranajes de acero. Después, el aro de nailon debe situarse por detrás de la rueda para ir alargando el resto de la cadena por la banda de rodadura.

Para poder terminar de colocarla correctamente, hay que deslizar el coche unos centímetros. Si tras este avance, la parte textil no queda centrada, bastará con circular unos metros para que se ajuste con el movimiento. La comprobación será el último paso antes de emprender la marcha.

 

Ahora que ya sabes todo lo necesario para llegar con seguridad a tu estación de esquí favorita, recuerda que puedes reservar el mejor alojamiento en Bed and Snow. Descubre nuestras ofertas en Sierra Nevada y descansa como te mereces.